El verano pasa volando, especialmente las vacaciones. Atrás quedan los días de relax, desconexión y sin horarios. Con septiembre comienza la vuelta a la rutina o lo que es lo mismo el retorno al trabajo y a los colegios. Algunas personas se adaptan perfectamente a la rutina. En cambio, a otras les costará un poquillo más, necesitarás unos días para adaptarse a los horarios que tenían antes de las vacaciones. Sufrirán el conocido síndrome post-vacacional, un síndrome que genera malestar general y que es más común en menores de 45 años o en personas que hayan tenido un largo periodo vacacional. También sufrirán este síndrome las personas que tengan un mal ambiente de trabajo en su oficina.

El síndrome post-vacacional no es una enfermedad, es un trastorno leve y pasajero que aparece cuando tenemos que readaptarnos a las tareas laborales después de un largo período vacacional. Los síntomas más comunes son cansancio, irritabilidad, falta de apetito, insomnio, falta de energía y concentración, ansiedad y una leve depresión. A los pocos días, los síntomas desaparecerán. 

Para combatir los síntomas del síndrome post-vacacional, en Farmacia El Sol de Goya te vamos a dar las claves para que la vuelta a la rutina sea lo más sencilla posible.

Pautas para superar el síndrome post-vacacional

Segmentar las vacaciones. Es preferible distribuir las vacaciones a lo largo del año. Se puede coger dos semanas en verano y después días libres en otras épocas. De esta forma, el año no resultará tan largo.

Aprovecha los fines de semana. Organiza escapadas los fines de semana. Aprovecha que todavía tenemos buen tiempo para salir de la rutina de vez en cuando. Ideal para dedicar más tiempo a la familia.

Calma y positivismo. Empieza el trabajo con calma y sin agobios. Evita hacer horas extras los primeros días. De lo contrario, acabarás cansado, estresado y con ansiedad. Ponte al día poco a poco.

Haz deporte. Realiza deporte de forma regular. Es ideal para llevar una vida saludable. Te sentirás mucho mejor tanto por dentro como por fuera. Estarás más relajado y liberarás estrés.

- Plantéate nuevas metas. Además, puedes añadir una nueva actividad a tu rutina.

Acuéstate antes. Cada día adelanta la hora de acostarte hasta llegar a la hora que ibas a dormite antes de las vacaciones. Así te costará menos madrugar y tendrás más energía.

Con estas pautas conseguirás recuperar tu rutina en la máxima brevedad posible. Para más información, consúltanos.