dolor espalda escolares

El dolor de espalda es una dolencia que afecta a los adultos, a los adolescentes y a los niños. Es esencial cuidar la espalda desde pequeños ya que de lo contrario se podrá tener problemas de espalda desde una edad temprana lo que tendrá consecuencias en el futuro. De hecho, tener dolor de espalda en la infancia aumenta las probabilidades de sufrirlo de manera crónica cuando seamos mayores. Si nos centramos en los niños y adolescentes, se puede decir que uno de los principales culpables de esta dolencia son las mochilas, pero no las únicas. Las malas posturas y una vida sedentaria pueden influir en desarrollar problemas de espalda. Por tanto, la prevención desde pequeños es básica para evitar sufrir dolencias en la espalda.

En Farmacia El Sol de Goya queremos daros unas recomendaciones para evitar el dolor de espalda en niños y adolescentes. Lee atentamente y presta atención de que tus hijos siguen estas pautas desde el inicio del curso escolar. Adquirir unos buenos hábitos desde la infancia son básicos no solo porque son más fáciles de aprender, sino también porque se acabarán convirtiendo en hábitos.

Consejos para prevenir el dolor de espalda

Hacer deporte. Realizar ejercicio físico regularmente ya que contribuirá a tener una musculatura en la espalda fuerte y equilibrada. Recuerda que el ejercicio siempre tiene que estar adaptado a la edad y la capacidad física de los niños. Sigue las recomendaciones del médico o del entrenador.

Mochila. Llevar solo los libros y el material escolar que vayan a utilizar. Asimismo, la mochila debe ir bien colocada. No llevarla a bajo del todo. Se debe llevar con las dos tiras y en el centro de la espalda. Una opción es llevar la mochila con carro. Por último, la mochila escolar debe tener un peso máximo del 10% del peso de los niños.

Postura correcta. La espada debe estar recta y los brazos apoyados. Siéntate lo más atrás posible en la silla ya que de esta forma la espalda estará correctamente apoyada.

No estar todo el día sentado. El sedentarismo es perjudicial para la espalda ya que perderá musculatura y aumentará el riesgo de tener dolor de espalda.

Cuidar tanto la alimentación como la postura al dormir. En primer lugar, se deben tener unos hábitos alimenticios saludables para evitar el sobrepeso infantil. Y, en segundo lugar, comprar un colchón y una cama de calidad. Además, cuidar la postura al dormir.

En caso de dolor en la espalda, deberás llevar al médico a tus hijos para que examinen y encuentren el motivo que causa ese dolor.