higiene manos limpias

Mantener las manos limpias es esencial para prevenir el contagio de enfermedades: diarreas, gripe, neumonías, resfriados… A pesar de ello, es una práctica a la que no solemos dar la importancia que se merece. De hecho, cuando pasamos el día fuera lo lógico sería lavarse las manos antes de comer. Sin embargo, la gran mayoría se olvida de pasar antes por el baño para limpiarse las manos. Este es solo un ejemplo, pero podríamos seguir ya que también se suele olvidar de lavarse las manos cuando se llega a casa después de estar en el hospital, en el centro sanitario, en el supermercado, de tiendas… Como puedes ver no solo el frío debilita el sistema inmunológico, también la falta de higiene en las manos. Es la única forma de evitar el contagio de bacterias y virus como, por ejemplo, las afecciones respiratorias.

Cuando alguien no se lava las manos, puede transmitir los virus y las baterías a través del contacto directo o indirecto (a través de superficies). La única forma de evitar el contagio es lavándose las manos con jabón y agua. Se deberá hacer antes y después de cocinar, antes de comer, después de ir al baño, después de cambiar el pañal al bebé, tras estornudar o toser, después de sacar la basura, tras tocar una mascota o dinero, después de acudir al hospital o cuando se viaja en transporte público, entre otras situaciones.

Aunque la limpieza de manos es fundamental en todos los grupos de población, debemos tener especial cuidado con los niños pequeños ya que tocan todo con las manos y después se las llevan a la boca. Asimismo, no basta con lavarse las manos solo con agua. Entonces ¿cómo debe ser la limpieza de las manos? Desde Farmacia El Sol de Goya te damos las claves.

como lavar manosLimpieza de manos correcta

- Mojarse las manos con agua. Después, aplicar el suficiente jabón para cubrir toda la superficie de las manos.

- A continuación, se deben frotar las palmas entre sí. Luego, la palma de la mano derecha contra el dorso de la izquierda y viceversa. No te olvides de entrelazar los dedos para limpiar bien esa zona.

- De nuevo, habrá que frotar las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados.

- Limpia el dorso de los dedos primero con la palma de una mano y después repítelo con la otra mano. No te olvides de la punta de los dedos.

- Por último, enjuágate bien las manos con agua y sécatelas con una toalla desechable.

- Si te lavas las manos en un baño público, deberás cerrar el grifo con un trozo de papel ya que, si lo cierras con las manos, te contaminarás de nuevo con los virus y baterías que tenga.

Y tú ¿cómo cuidas la higiene de tus manos? ¿Llevas geles y lociones desinfectantes de mano en el bolso?