cuidado piel psoriasis

La psoriasis es una enfermedad que la padecen 100 millones de personas en el mundo, un millón en España –aproximadamente el 2,3% de la población. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica donde las células de la piel de las zonas afectadas se reproducen más rápido que aquellas personas que no tienen psoriasis. Como consecuencia, las células se acumularán formando placas enrojecidas, engrosadas y escamosas. No es contagiosa y suele tener un componente genético, se hereda de padres a hijos. Además, puede aparecer a cualquier edad, siendo más frecuente entre los 20 y los 30 años y entre los 50 y los 60 años.

Si tienes psoriasis, sabrás que aparece en forma de brotes. Habrá periodos de mejoría donde no tengas ninguno de sus síntomas. Una buena época es el verano. En cambio, habrá otras etapas donde los brotes remitan y una de ellas es con la llegada del frío. La bajada de temperaturas y los cambios de estación suelen provocar la aparición de brotes. Otros factores que los desencadenan son: el estrés, infecciones bacterianas o víricas, traumatismos, algunos medicamentos, el alcohol, el tabaco y la obesidad.

Psoriasis en otoño e invierno

En otoño e invierno se produce una importante bajada de temperaturas lo que hará que se comience a encender la calefacción en los hogares, centros comerciales, transportes públicos… Esto puede provocar un ambiente más reseco lo que acabará afectando a la piel ya que se deshidratará y resecará. Esto aumentará las posibilidades de desencadenar un nuevo brote. Para evitarlo, te recomendamos:

cuidado piel psoriasis invierno

- Usar humidificadores en casa.

- Mantener una temperatura agradable en casa. No pongas la calefacción muy alta en casa.

- Hidrátate bien por dentro y por fuera. Bebe al menos un litro y medio de agua. Asimismo, tras ducharte aplícate una crema que hidrate tu piel con psoriasis. Estas cremas podrás aplicártelas tantas veces sea necesario. El objetivo es mantener tu piel bien hidratada para evitar la aparición de brotes.

- Uso de jabones y geles especialmente indicados para pieles con psoriasis.

- Usar agua templada para ducharse. Nada de agua caliente y mejor duchas que baños.

- Cuida tu alimentación y haz deporte. De esta forma, tendrás un sistema inmune fuerte para prevenir los resfriados o la gripe (pueden desencadenar rebrotes). Además, con el ejercicio físico, liberarás el estrés, estarás más relajado y tranquilo.

- En otoño e invierno debes usar cremas solares para pieles psoriasis con un factor de protección mínimo de 15. Aplícate la crema en las zonas expuestas al sol y al frío, es decir, manos y cara.

Para más información sobre las cremas hidratantes o productos de aseo para el cuidado de las pieles con psoriasis, consúltanos. Te indicaremos que marcas cosméticas tienen líneas especiales para el cuidado de este tipo de piel.